Las cebollas rellenas son uno de los platos típicos de la gastronomía asturiana. Se pueden preparar rellenas de carne, de bonito o incluso de verduras . En esta ocasión vamos a hacer un relleno a base de bonito, pimiento, tomate y huevo.

Para preparar el relleno, empezamos por cocer los huevos. Mientras tanto vamos añadiendo en un cuenco el bonito, el pimiento bien troceado y un par de cucharadas de salsa de tomate junto con el perejil fresco picado y una pizca de sal. Una vez cocidos los huevos, los picamos y añadimos a esta mezcla.

Pelamos las cebollas y las abrimos por la parte superior para proceder a vaciarlas. Con la ayuda de una puntilla las vaciamos con mucho cuidado de no romper las capas exteriores. Es recomendable dejar 2 ó 3 capas para que las cebollas no se rompan al freír. Posteriormente las rellenamos con la mezcla de bonito que hemos preparado anteriormente y las tapamos con un trozo de cebolla para que no se salga el relleno. En una sartén con aceite, las freímos hasta que estén doradas y reservamos.

Picamos la cebolla que nos ha sobrado al vaciarlas y la pochamos en una sartén con un poco de aceite. Cuando esté transparente añadimos dos cucharadas de salsa de tomate, un diente de ajo picado y sazonamos. También se le puede añadir un chorro de vino blanco DOP Cangas.

Finalmente añadimos las cebollas a la salsa y dejamos que se vayan haciendo lentamente, removiendo suavemente de vez en cuando y añadiendo agua o caldo de pescado si vemos que la salsa se consume.

Tan solo nos queda rectificar el punto de sal y servir (solas o con patatas fritas de acompañamiento). Podemos rematar el plato añadiendo unas tiras de pimiento por encima de las cebollas.

Ingredientes:

4 cebollas grandes, 250g de bonito en aceite, 2 huevos cocidos, salsa de tomate casera, pimientos del piquillo asados, 1 diente de ajo, perejil fresco, aceite de oliva, vino blanco DOP Cangas (opcional), caldo de pescado (opcional), sal.

Deja un comentario