Verdinas con Marisco

En Asturias contamos con una enorme variedad de recetas con alubias que podemos hacer con ingredientes autóctonos. Un ejemplo es esta receta 100% asturiana de verdinas con marisco. Se trata de un plato que requiere una elaboración cuidadosa y horas de dedicación, pero sin duda es un acierto para servir a tus invitados en cualquier ocasión. La faba verdina es extremadamente fina al paladar y marida perfectamente con pescados y mariscos.

Receta de verdinas con marisco:

Antes de empezar, recordad que para conseguir el mejor resultado es imprescindible haber tenido a remojo las verdinas durante al menos 12 horas – la noche anterior a la realización de la receta sería perfecto:

  1. Añadir las verdinas en una olla con agua junto con la cebolla, la zanahoria y la hoja de laurel.
  2. Llevar a punto de ebullición la olla para eliminar las impurezas. Una vez que se han eliminado las impurezas cortaremos la cocción con un chorro de agua fría y bajaremos la potencia del fuego a intensidad media.
  3. Pelaremos los langostinos reservando las cabezas para trabajarlas más adelante.
  4. En una sartén con un chorro de aceite de oliva virgen extra, doraremos un diente de ajo que hemos laminado previamente.
  5. Una vez que el ajo esté dorado saltearemos las cabezas de los langostinos procurando presionarlas contra la sartén para extraer toda su esencia.
  6. Pasados cinco minutos, y siempre vigilando que el ajo no se queme, añadiremos primero un chorro de brandy que dejaremos reducir para que pierda el contenido alcohólico. Repetiremos el mismo paso con el vino blanco DOP Cangas 7 Vidas.
  7. Una vez que haya reducido el alcohol colaremos todo el contenido y reservaremos el caldo. En conjunto deberíamos obtener medio vaso de caldo.
  8. Picaremos el otro diente de ajo y lo saltearemos en la misma sartén junto con los langostinos. Una vez que estén dorados, añadiremos el pimentón dulce y un minuto después el caldo que hemos reservado antes. Dejaremos cocer todo a fuego lento durante 10 minutos y reservaremos.
  9. Las verdinas deberán estar cocidas en torno a dos horas. El tiempo final de cocción lo determinará el tamaño de la verdina y también el tiempo que lleva cosechada ya que estará más o menos seca. Lo mejor es probar el punto de cocción cada 15 minutos a partir de la hora y media. Para remover no hay que emplear ningún utensilio, sino mover la olla empleando las asas. Rectificar siempre el punto de sal al final de la cocción.
  10. Media hora antes de que finalice la cocción de las verdinas retiraremos la zanahoria, la hoja de laurel y la cebolla y añadiremos los langostinos que hemos estofado con el caldo resultante del salteado de las cabezas de los langostinos con el vino blanco y el brandy.
  11. Para finalizar, añadimos las almejas retirando las que no se abran.

Ingredientes:

Deja un comentario