EMPEZAMOS!

Previamente prepara las verduras, embutidos, panes…que vayas a querer utilizar para mojar en la Fondue de quesos asturianos.

  • En las verduras y las frutas, retira piel y córtalas en bastones de cinco o seis milímetros de grosor. Si vasa usar manzana, puedes esperar a última hora para evitar que se oxide y coja mal color.
    Lava y separa las hojas de las endivias, que presentarás enteras.
  • Quita la piel de la cecina, el jamón u otros embutidos y córtalos en bastones de cinco o seis milímetros de grosor.
  • Tuesta el pan y córtalo en tiras.
  • Si has optado por tiras de torto de maíz, extiende la masa de torto sobre un trapo húmedo y córtala en tiras, para luego freírlas en aceite bien caliente hasta que estén doradas por ambas caras. Debes procurar que la masa quede bien extendida para que al freír tengan un toque crujiente. Debes freír las tiras de torto calculando terminar un poco antes de cuando estés fundiendo los quesos. Así disfrutarás de ellas calientes.
    Puedes presentar los ingredientes en varias fuentes separando verduras de embutidos y panes, o preparar fuentes combinadas para ir repartiendo por la mesa.

AHORA TOCA FUNDIR…

Antes de preparar la fondue debemos rallar los quesos que vamos a utilizar. Te hemos sugerido una combinación de un queso suave y en mayor proporción (el queso de vaca Abredo) con un queso un poco más intenso (el queso de cabra Tierra Astur), con lo que conseguirás una Fondue de sabor de intensidad media-suave que gustará a todos los públicos, incluso a los más peques de la familia.
Rallados los quesos colocamos en una olla el vino y el ajo picado y lo ponemos al fuego bajo medio. Cuando esté caliente añadimos la maicena disuelta en un poco de vino (frío). Subimos a fuego medio y agregamos los quesos rallados hasta que estén fundidos removiendo bien para que no se pegue. Bajamos la temperatura y procuramos que no se corte. Puedes rectificar el gusto con un toque de pimienta.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro boletín