Cuando llega el crudo y frio invierno, Asturias nos ofrece en la miel uno de los mejores «antídotos» e ingrediente elemental para la confección de algunos de los remedios caseros para resfriados, catarros y afonías. Auténtico reconstituyente natural.

Al tiempo que la miel de abeja tiene la capacidad de endulzar 25 veces más que el azúcar ordinario, también es considerada como uno de los alimentos más nutritivos que se conocen por su contenido en vitaminas, sales minerales y azúcares de fácil digestión.

Tradicionalmente en Asturias siempre ha tenido especial importancia en el invierno el consumo de «requemaos», elaborados principalmente con leche, destilados y miel. Servían para prevenir y combatir todo tipo de enfermedades e infecciones del tracto respiratorio, afonías y catarros en general.

ELABORACIÓN

Requemamos a fuego lento el azúcar. Cuando éste tome color acaramelado añadimos el brandy y flambeamos para que pierda un poco de alcohol.

Vertemos la leche y dejamos que rompa a hervir junto con una rama de oregano. Añadimos la miel.

Colamos y consumimos bien caliente para posteriormente meternos en la cama y taparnos hasta las orejas.

Deja un comentario