Hablar de almejas genéricamente es mucho hablar, pues las variantes, como los precios de unas y otras, determinan mejores o peores resultados: desde la fina a la chirla, pasando por la babosa o la margarita.

En una cazuela, con un poco de aceite, se fríe la cebolla con el ajo y la guindilla, todo muy picado. Se añade el pan rallado y el perejil también picado y se rehoga todo junto. Se añade la mitad del vino blanco DOP Cangas, se sazona con sal, y se deja hervir a fuego moderado.

En otra cazuela, se van abriendo las almejas (una vez lavadas en varias aguas y escurridas) con un pocillo de agua y fuego vivo. Cuando se abran todas se echa la salsa de cebolla encima de las almejas pasándola por pasapurés, se añade el otro medio vaso de vino DOP Cangas y se deja hervir todo junto unos 8 minutos. Se apartan del fuego, se espolvorean con más perejil picado y se sirven.

Ingredientes:

1/2 Kg. de almejas, 1 cebolla pequeña, 2 dientes de ajo, 1 vaso de vino blanco DOP Cangas, 1/2 cucharada de pan rallado, perejil, guindilla, aceite y sal.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro boletín