• Chosco de Tineo

El Chosco de Tineo (actualmente amparado bajo la Indicación Geográfica Protegida «Chosco de Tineo»; es uno de los embutidos más tradicionales de Asturias.

Elaborado en la zona occidental de Asturias, su IGP incluye en el área de producción los municipios de Tineo, Allande, Belmonte de Miranda, Cangas del Narcea, Salas, Somiedo, Valdés y Villayón.

De formato grueso e irregular, es definido por la forma de la tripa en la que se embute (ciego). Tiene un peso de entre 600 grs y dos kilos, y consistencia firme. Las principales carnes que se utilizan para elaborar este embutido son aguja y lengua de cerdo. Presenta un aspecto rojizo, derivado de la adición de pimentón.

De sabor y aromas a humo, se puede consumir curado, aunque la forma más habitual de consumo es cocido, o añadido a potes o cocidos.

  • Chorizo sabadiego

El chorizo sabadiego (chorizu sabadiegu), también conocido como «chorizo del sábado», es un embutido que en las matanzas tradicionales se elaboraba el último día con los restos derivados de todo el proceso. De ahí que fuera un chorizo que incluía casquería, así como sangre y cebolla sobrantes del proceso de elaboración de las morcillas.

En las últimas décadas el chorizo sabadiego se ha erigido, principalmente gracias al esfuerzo de la Orden del Sabadiego de Noreña (cofradía gastronómica) como un embutido, si bien humilde, de alta calidad y diferenciado, único en su género y que gana adeptos en función del ritmo en el que va siendo descubierto.

Actualmente los sabadiegos se elaboran con carnes de calidad, con la principal particularidad de que a estos se les añade cebolla y sangre. Son exquisitos fritos en sartén e ideales para añadir también a potes y platos de cuchara.

  • Longaniza Blanca de Avilés

Embutido cocido que, si bien no podemos considerar como tradicional, si que esta cuenta con una arraigada producción y consumo en Avilés y zona centro-occidental de Asturias.

Con forma de longaniza, y un ligero ahumado, se consume principalmente cocida o como compango de garbanzos, aunque también se puede consumir frita.

Suscríbete a nuestro boletín