Hablar de los aguardientes derivados de la sidra y la manzana en Asturies es introducirse en un mundo tan desconocido como fascinante.

Inicialmente debemos de diferenciar entre los aguardientes producidos a partir de la «magaya» de la sidra (orujos) y los aguardientes producidos directamente desde la destilación de sidra de calidad.

Los orujos de manzana, de considerable calidad, suelen producirse para su comercialización como tales o bien para su utilización como base alcohólica en la elaboración de distintos licores.

Los aguardientes de sidra asturianos, por su parte, han pasado en dos décadas de estar prácticamente desaparecidos, a contar con varios productores y con alguna propuesta comercial de alta calidad. Nuestros aguardientes de sidra no dejan deser equivalentes a los «calvados» elaborados con sidras normandas o bretonas (Francia).

En la actualidad podemos encontrar en el mercado Aguardientes de sidra blancos, y también Aguardientes envejecidos en barrica de altísima calidad.

Suscríbete a nuestro boletín