Síguenos

  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • youtube (en nueva ventana)
28 de Marzo de 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

 

Está usted en: 

RECETAS ASTURIANAS

  Pastel de tiñosu (cabracho)

Croquetas de jamón de Tineo y queso Monje Picón

Esta receta nace de la tradicional croqueta de jamón, en este caso revisada con la incorporación de un queso Monje Picón, queso con carácter que aporta un toque diferenciado sin perder el concepto tradicional de la elaboración.

En primer lugar, calentaremos la leche y aparte pocharemos en el aceite de oliva la cebolla finamente picada. Posteriormente, añadiremos el jamón de Tineo cortado en pequeños tacos hasta que estén dorados, momento en el cual añadiremos la harina lentamente y removiendo para evitar la formación de grumos.

Una vez se haya rehogado toda la harina, verteremos lentamente leche y salpimentaremos al gusto antes de intensificar la potencia del fuego hasta que alcance el punto de hervor, momento en el cual reduciremos el fuego. Sin dejar de remover, añadiremos el queso Monje Picón en pequeños trozos. Una vez se haya fundido el queso y reducido la leche hasta que la mezcla alcance la densidad de bechamel deseada, podremos retirar del fuego la olla en la que hayamos trabajado la masa, previamente rectificado el punto de sal y pimienta en el caso de ser preciso.

Hay que recordar que el queso Monje Picón aporta un punto extra de sabor, motivo por el cual hay que ser prudente en el punto de sal que finalmente complete el plato. En lo relativo al punto de la bechamel, el secreto de la croqueta, hay que saber que éste será el adecuado cuando la leche haya reducido en su totalidad y la bechamel se separe fácilmente de las paredes de la olla.

La masa resultante la verteremos en una bandeja y dejaremos enfriar primero a temperatura ambiente para, una vez haya perdido toda la temperatura residual, meterla en el refrigerador por un periodo de tiempo nunca inferior a dos horas para que adquieran la textura adecuada para hacer las croquetas.

Una vez superado las dos horas de refrigeración pasaremos a realizar las croquetas. Para evitar que la masa se pegue en las manos a la hora de manipularla hacia la forma deseada conviene untar las manos en aceite de oliva.

El último paso consiste en freír en aceite de oliva bien caliente y limpio las croquetas y degustarlas, por qué no, acompañadas de un buen vino tinto de la Tierra de Cangas o de una botella de sidra asturiana.

Ingredientes:

1 cebolla (250 gramos), 100 gramos de jamón de Tineo, 100 gramos de queso Monje Picón, 50 gramos de aceite de oliva, 225 gramos de harina de trigo, 750 centilitros de leche, huevo, pan rallado, sal y pimienta

Dificultad:

★★✩✩ (4/10)

Raciones: 4

Texto extraído del libro Cocina Tradicional Asturiana en 4 Estaciones de Lluis Nel Estrada 

 
Que no falte en tu despensa...
 
El Queso Azul "Monje Picón" (1 Kg.) es un queso azul prensado, sin ojos, de sabor suave, poco salado y mantecoso. Se trata de un cremoso queso, de corte amarillento con pigmentaciones azules en forma de vetas, y una intensidad aromática que depende del punto de maduración. Elaborado con leche cruda de vada, cuajo animal, sal y fermentos lácticos.
 

volver

<< Marzo de 2017 >>
    L M X J V S D    
        1 2 3 4 5    
    6 7 8 9 10 11 12    
    13 14 15 16 17 18 19    
    20 21 22 23 24 25 26    
    27 28 29 30 31        
                     
  •  Cultura
  •  Gastronomía

Destacamos

TODAS
Fabes I.G.P. Tierra Astur con Pixín

RECETAS

Fabes I.G.P. Tierra Astur con Pixín
Verduras de primavera salteadas, pulpo, langostinos y salsa romesco

RECETAS

Verduras salteadas, pulpo, langostinos y salsa romesco
Cebollas rellenas de bonito del norte

RECETAS

Cebollas rellenas de bonito del norte