Síguenos

  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • youtube (en nueva ventana)
17 de Diciembre de 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

 

Está usted en: 
  • PORTADA

PORTADA

  La agricultura ecológica

La agricultura ecológica

El término agricultura ecológica abarca todas las actividades relativas a la producción de alimentos frescos o transformados, de origen vegetal o animal, sin que en ningún punto del proceso se hayan utilizado sustancias químicas de síntesis. La agricultura ecológica es por definición pro medio ambiente y una de las principales vías para una mejora conservación de los recursos naturales. La producción ecológica de alimentos acepta la síntesis orgánica propia del metabolismo de los organismos vivos.
 

El proceso de síntesis química, ampliamente implantado en cualquier rama de la industria alimentaria, sirve para producir sustancias químicas que, aplicados a los alimentos, generen un resultado más eficiente, tanto en la producción como en la vida útil de los mismos. La vitamina C, que se encuentra de forma natural en muchos vegetales, o el ácido acetilsalicílico, presente en las hojas del sauce, son también dos ejemplos de sustancias que son generadas mediante síntesis química. Por otro lado, la ausencia de síntesis química en la agricultura ecológica, indirectamente, ayuda a la conservación del medio ambiente ya que a menor desarrollo de la síntesis química aplicada a la industria alimentaria, menor es la emisión de agentes contaminantes.

 
La agricultura ecológica
Hay que señalar que la síntesis química es imprescindible en otro tipo de industrias y forma parte del normal desarrollo industrial de una sociedad. Por ejemplo, gracias a la síntesis química se obtienen productos que no existen de forma natural como el acero o los plásticos. La síntesis química es responsable de la creación de más de once millones de productos químicos diferentes.

La agricultura ecológica pretende obtener alimentos de mayor calidad nutritiva y organoléptica (conjunto de propiedades relativas al color, sabor y olor de los alimentos), tomando para ello las condiciones naturales del medio en el que se desarrollarán los alimentos, sean de origen vegetal o animal. Para que el resultado sea el mejor de los posibles es vital que se utilicen también técnicas para garantizar la sostenibilidad del medio en el cual se desarrolla la agricultura ecológica para que el grado de fertilidad de éste no se vea perjudicado. El abonado orgánico o la rotación de diferentes cultivos en una misma finca son dos de los diferentes métodos que existen para que la agricultura ecológica perdure en el tiempo.

 
La regulación de la agricultura ecológica
 
En 1989, España aprobó el Reglamento de la Denominación Genérica "Agricultura Ecológica" conjunto de normas y recomendaciones que han sido tenidas en cuenta hasta la entrada en vigor del Reglamento 2092/91 sobre la producción agrícola ecológica y su indicación en los productos, norma legal de aplicación en la Unión Europea.

El desarrollo del modelo autonómico, la apuesta de los productores regionales por la agricultura ecológica, y la necesidad de contemplar características de proximidad a la hora de desarrollar las normas que regulan la agricultura ecológica supuso que la publicación del Real Decreto 1852/1993, en el que se establecen las normas sobre la producción agrícola ecológica y su indicación en los productos agrarios y alimentación. Esta norma estuvo vigente hasta el pasado 18 de octubre.

 
La coordinación de la agricultura ecológica
 
La agricultura ecológica
El control y la certificación de la producción agraria ecológica la hacen los consejos de agricultura ecológica regionales, instituciones que dependen de las consejerías relacionadas con el mundo agrícola de cada comunidad autónoma. Estos organismos son de carácter público si bien en el caso de Andalucía, Aragón y Castilla La Mancha tienen carácter privado.

Los productos resultantes de la agricultura ecológica tienen su sustituto en la industria alimentaria a gran escala por lo que resulta imperativo que haya una forma clara y concisa para distinguir un producto de otro en función de su origen.

Todos los productos frescos o transformados, tanto de origen vegetal como animal, provenientes de la agricultura ecológica llegan al consumidor final con una etiqueta que los distingue como tal y que además de su propia marca, llevan una numeración propia, el nombre del consejo regional de agricultura ecológica que lo avala y la frase "Agricultura Ecológica".

En Asturias, el organismo que se ocupa de esta tarea se denomina Consejo de la Producción Agraria Ecológica de Asturias, depende de la consejería de Medio Rural y Pesca desde su creación en 1996 y está regulado mediante el Decreto 81/2004, de 21 de octubre, sobre la producción agraria ecológica en los productos agrarios y alimenticios, en el ámbito del Principado de Asturias.

El COPAE, además, tiene entre sus funciones la promoción del consumo de alimentos ecológicos y la difusión del conocimiento de los sistemas de producción ecológica.

La agricultura ecológica en Asturias, tal y como veremos en próximos capítulos, ha supuesto una estrategia para la mejora de la calidad de la despensa asturiana, así como para la mejor conservación de los territorios que conforman nuestro Paraíso Natural.

 

volver

<< Diciembre de 2017 >>
    L M X J V S D    
            1 2 3    
    4 5 6 7 8 9 10    
    11 12 13 14 15 16 17    
    18 19 20 21 22 23 24    
    25 26 27 28 29 30 31    
                     
  •  Cultura
  •  Gastronomía

Destacamos

TODAS
Fabes I.G.P. Tierra Astur con Pixín

RECETAS

Fabes I.G.P. Tierra Astur con Pixín
Verduras de primavera salteadas, pulpo, langostinos y salsa romesco

RECETAS

Verduras salteadas, pulpo, langostinos y salsa romesco
Cebollas rellenas de bonito del norte

RECETAS

Cebollas rellenas de bonito del norte