Síguenos

  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • youtube (en nueva ventana)
26 de Marzo de 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

 

Está usted en: 
  • PORTADA

PORTADA

  El origen de la conserva

El origen de la conserva

La conserva nace en el seno de la hostelería a finales del siglo XVIII, en Francia, gracias a la innovación de un embotellador de vino. En el día a día, se ocupaba de tapar con los corchos las botellas llenas de vino y un buen día se preguntó por qué no iba a funcionar la conservación de otros alimentos al igual que sucedía con los caldos que embotellaba.
 
En esta pregunta nace un trabajo que supuso mucho tiempo y sacrificio, frustración y desencanto pero que, poco a poco, fue dando pasos firmes que terminaron por encontrar el camino adecuado para crear el método de la conserva.

El paso de los años supuso que el proceso de conserva se fuera depurando hasta que, ya instalado al frente de su restaurante, encontró tiempo para diseñar un laboratorio en el que el método de conserva acabo de pulirse y, gracias a éste, comenzó a ser conocido por controlar la estacionalidad de los productos alargando su vida útil gracias al proceso, aún embrionario, de conserva de los alimentos.

La primera referencia escrita sobre la conserva nace a resultas del conocimiento público del trabajo de este hostelero francés. La noticia llegó a Napoleón quien se puso en contacto con Appert, el joven hostelero inventor del método de la conserva, para, tras comprobar las posibilidades del invento, recompensar su extraordinario trabajo de investigación con un premio de 12.000 francos.

 
Botella Nicolas Appert

El desarrollo de este trabajo es de tal magnitud que, su conocimiento, permitió al ejército francés en primer lugar, seguido del resto de ejércitos de todo el mundo y posteriormente de todo tipo de colectivos, alimentarse a través de alimentos enlatados.

A principios del siglo XIX, Nicolás Appert dio a conocer su trabajo publicando un libro titulado "Los alimentos y el arte de conservar durante tiempo todas las sustancias animales y vegetales".

El inventor del método de la conserva nunca patentó el resultado de su trabajo, un nuevo método de conservación de los alimentos y por lo tanto una herramienta más en beneficio del desarrollo de la población. Así fue como, después de muchos años de investigación y poco tiempo después de la publicación del tratado en el que compartía todo el conocimiento adquirido durante años, dos ingleses se adueñaron del mismo patentándolo como proceso propio. Además, John Halle y Brian Donkin, sustituyeron el uso de botellas por soportes de hojalata, embalajes que eran mucho más resistentes y de menor peso.

La conserva y su fundador, Nicolás Appert, son en gran medida y entre otros hitos de la historia, responsables de la desaparición del escorbuto en los pasajeros que embarcaban en las naves que surcaban el Atlántico, gracias a un mayor consumo de verduras y carnes, alimentación inviable sin la aparición de este método de conservación.

 

volver

<< Marzo de 2017 >>
    L M X J V S D    
        1 2 3 4 5    
    6 7 8 9 10 11 12    
    13 14 15 16 17 18 19    
    20 21 22 23 24 25 26    
    27 28 29 30 31        
                     
  •  Cultura
  •  Gastronomía

Destacamos

TODAS
Fabes I.G.P. Tierra Astur con Pixín

RECETAS

Fabes I.G.P. Tierra Astur con Pixín
Verduras de primavera salteadas, pulpo, langostinos y salsa romesco

RECETAS

Verduras salteadas, pulpo, langostinos y salsa romesco
Cebollas rellenas de bonito del norte

RECETAS

Cebollas rellenas de bonito del norte